V Encuentro de la Red Feminista de Derecho Constitucional

LaGuachimana recoge aquí la noticia que nos hace llegar la Red Feminista de Derecho Constitucional. Esta Red realizará su V Encuentro. Por quinto año consecutivo la Red se reunirá en la Sede Universitaria de Biar, Universidad de Alicante, los días 25, 26 y 27 de junio de 2008. En esta ocasión el tema  tratar se refiere a la Igualdad de mujeres y hombres en el Espacio Europeo de Educación Superior- EES y específicamente se debatirán y plantearán alternativas para incorporar el principio de igualdad y no discriminación por sexo en los nuevos planes de estudio en la carrera de Derecho.

La Red Feminista de Derecho Constitucional está integrada por profesoras de derecho constitucional de las universidades españolas. El trabajo en docencia, investigación y práctica jurídica de este conjunto de profesoras alcanza a todas las esferas del derecho. Es de destacar su trabajo y aportaciones en cuanto al lenguaje no sexista en el derecho; en la fundamentación jurídica de la democracia paritaria; en la innovación de  la doctrina sobre Igualdad y no discriminación por sexo; en nuevas tecnologías y perspectiva de género; en el derecho comunitario e igualdad de mujeres y hombres; violencia de género; entre otros muchos temas que engloba el derecho constitucional ya que éste es el pilar de todas las ramas del derecho.

Es una iniciativa importante ahora que se están realizando cambios profundos en el modelo de la educación superior de la Unión Europea donde, a diferencia de América, las universidades públicas aún conservan su prestigio académico y además se nutren de fondos públicos lo que les permite actuar con flexibilidad en la formación de una gran población estudiantil. Es de esperar que la educación pública se mantenga como forma de un derecho positivo o de prestación y que los cambios impuestos por el EEES no imiten el modelo privatista dominante en la educación del continente americano. En casi toda América las universidades privadas son las que determinan el prestigio académico. Por ejemplo las Universidades de Harvard, Yale y Stanford que siempre están en la cima del top ten de universidades en el mundo son privadas y su prestigio se sustenta en su presupuesto económico así como en su influencia en el pensamiento económico en clave liberal. El derecho económico estadounidense atraviesa todas las áreas del conocimiento buscando fundamentar la legitimación “perpetua” del capitalismo y, obviamente, ignorando la igualdad real, es decir la igualdad en clave social. La hegemonía de la educación privada en casi  toda América marcan las pautas del desarrollo social y económico, pero sin igualdad real ya que la igualdad formal o jurídica ha sido y sigue siendo el único referente jurídico para el ejercicio de los derechos fundamentales y es así cómo en este contexto las discriminaciones estructurales se mantienen.

El sistema universitario europeo de la Unión no se rige aún en función de una educación mercantilizada, todavía aquí se concibe a la educación como un derecho social. Aún, en la Europa continental la educación superior no se supedita al ranking universitario, el top ten de universidades no decide, todavía, la elección de carreras ni del centro de estudios del futuro alumnado. Lo público y lo social aún se expresa en la educación superior europea y es dentro de este contexto que la igualdad de mujeres y hombres debe ser incorporado en los nuevos planes de estudio universitarios. Habría que aprovechar este momento ya que la experiencia en América ha demostrado que a pesar del llamado prestigio académico mediante la privatización de la universidades no ha realizado aportaciones teórico-practicas para la solución de las  profundas desigualdades de mujeres y hombres, de las diferentes etnias o razas y no ha logrado erradicar la pobreza. La distribución de la riqueza en el continente americano es totalmente desigual, el pensamiento económico de sus prestigiosas universidades ha ayudado, en todo caso, a alimentar desigualdades, a legitimarlas y a limitar los derechos fundamentales. Un ejemplo de esto tienen que ver con la imposición de las ideas económicas de los Chicago Boys propugnadoras del Estado mínimo y de las inequidades, aportadas por la séptima Universidad más prestigiosa del mundo según dicho ranking: La Universidad de Chicago. A ver si no repetimos aquellos errores en Europa a propósito de los nuevos cambios que se vienen con el EEES.

En el contexto de la educación pública, la educación superior debe caminar hacia la igualdad real lo cual debe influir en el ámbito privado y no al revés pues los derechos fundamentales que tienen como base la igualdad no son patrimoniales. Para ello, están trabajando grupos de personas que creen en una sociedad más igualitaria como las profesoras de derecho constitucional de España que conforman esta Red. Las Conclusiones del Encuentro de esta Red serán alcanzadas a las autoridades universitarias y a la sociedad en general.

Nos haremos eco de las Conclusiones del trabajo de la Red Feminista de Derecho Constitucional.