Estudios de género

Notas sobre la defectuosa Ley peruana de Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres

Autora: Nilda Garay

Desde 2001 en el Parlamento peruano se había debatido sobre la igualdad de mujeres y hombres. En los Proyectos de Ley y en los dictámenes se reflejaron una serie de confusiones dado el escaso conocimiento sobre la materia. Tras un periodo largo de debates, el 15 de marzo de 2007 se promulgó la Ley n.º 28983 de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres (en adelante LIO). Los defectos en los contenidos de sus Proyectos de Ley podrían haberse salvado durante los debates en el Pleno del Parlamento. Sin embargo, en el texto de la citada Ley, se pone de manifiesto una vez más que en temas sociales y específicamente sobre el desarrollo del derecho a la igualdad, la clase política peruana sigue repitiendo el comportamiento tradicional, sustentado ahora, en la ideología neoliberal, que ignora las graves situaciones de desigualdad en que vive la sociedad peruana y que en ella perviven aún dos tipos de discriminación, de las más odiosas de la humanidad: la discriminación racial y la discriminación por sexo, siendo las mujeres el colectivo más desfavorecido por estas discriminaciones. Nos vamos a centrar en la discriminación por sexo sobre la base de un breve análisis de la LIO.

Lenguaje no sexista: Médica y enfermera en Médicos sin Fronteras

Autora: Nilda Garay

El pasado 26 de diciembre de 2007 fueron secuestradas dos cooperantes de Médicos Sin Fronteras. Este grave hecho que afectó a estas dos mujeres profesionales ha mostrado además del daño irreparable que ocasiona el secuestro, el daño moral que ocasiona la desigualdad al colectivo al que ellas pertenecen, las mujeres. En efecto, este suceso ha mostrado una de las caras más desigualitarias de los títulos académicos y del ejercicio de las profesiones: el lenguaje sexista que domina sus contenidos. Los estudios y la preparación académica de esta mujeres han permitido reflejar el lenguaje sexista que invade a la cultura occidental. La cooperante española Mercedes García hizo la carrera de medicina y ahora es médica. La cooperante de nacionalidad argentina Pilar Bauza es enfermera. Ambas mujeres se dedican a dos de las muchas profesiones donde los cánones tradicionalmente masculinos han influido en su valoración, prestigio y reconocimiento social. Por los roles de género, aún se considera "normal" que la medicina, carrera universitaria de más valor académico que la de enfermería, la realicen los hombres y esta última sea "preferida" por las mujeres. Al respecto, es interesante el informe de Ameco Press donde muestra con datos estadísticos oficiales cómo las carreras universitarias sanitarias están feminizadas pero de manera distinta ya que están sustentadas en la desigualdad de mujeres y hombres.

Distribuir contenido